Close

Filosofía

La Filosofía Honda se aplica en todos los aspectos del negocio. Desde los clientes, productos y servicios hasta sus asociados. Una de las fuerzas motrices del crecimiento de Honda tiene origen en el liderazgo de su fundador Soichiro Honda.

Bajo la visión de su fundador, el sentido de dicha doctrina es brindar soluciones de alta calidad, crecer constantemente, fomentar un ambiente de trabajo estimulante y honrar el compromiso asumido por la compañía para con la sociedad.

La esencia de Honda es actuar, producir, negociar y relacionarse continuamente con la sociedad. Guiada por estos principios, Honda trabaja intensamente para superar las expectativas del consumidor, crear un ambiente agradable, saludable y seguro para sus asociados, con el objetivo de mantener relaciones sustentables con sus clientes e integrarse armoniosamente en las comunidades donde opera.

Desde su fundación en 1948, Honda ha tenido una firme determinación de servir a las personas y a la sociedad. Por esta razón se esfuerza para que sus actividades afecten en menor medida al medio ambiente y a las comunidades locales. También realiza un gran aporte a la sociedad en aspectos como lo son la movilidad de las personas, el orgullo de poseer un producto enérgico y apreciado y la oportunidad de empleo.

Asimismo, el pensamiento de Honda se refleja en un lema corporativo que se escribió en 1956. En este se asientan las convicciones fundamentales que subyacen a los principios de la compañía bajo dos conceptos destacados:

Respeto por el individuo

Honda está formada por personas, con diferentes roles, que trabajan juntos por un objetivo común. Al desempeñar su propio rol, se espera que cada uno manifieste libremente sus características. Todos los resultados obtenidos por la empresa son fruto del esfuerzo de cada individuo. El Respeto por el Individuo se basa en los conceptos fundamentales de iniciativa, igualdad y confianza. Por esto, cada persona debe ser respetada por su propio esfuerzo.

Las tres alegrías

Con base en el Respeto por el Individuo, deseamos construir la relación de confianza con cada persona relacionada con Honda y aquellas con las cuales mantenemos contacto por medio de nuestras actividades y productos, compartiendo con ellos la alegría de esta experiencia. Esta convicción se expresa mediante Las Tres Alegrías:

La alegría de comprar

Significa proporcionarles a cada uno de nuestros clientes, por medio de nuestros productos y servicios, algo más que la satisfacción: despertar emoción. La alegría del cliente es lo que atribuye valor a nuestras actividades. Es por medio de su alegría que podemos disfrutar la verdadera alegría de crear y de vender. Por eso debemos empeñarnos para crear productos con nuevos valores y proveer servicios que excedan las expectativas de los clientes.

La alegría de vender

Surge cuando conquistamos la confianza del cliente, al proporcionarles alegría con productos y servicios que excedan las expectativas. Los asociados, concesionarios y distribuidores de Honda sentirán así orgullo y alegría por lo que hacen.

La alegría de crear

Surge cuando manifestamos todo nuestro potencial y creamos productos y servicios que excedan las expectativas de los clientes y les traiga alegría.